CARLOS GARDEL y MARTHA BÁEZ II

CARLOS GARDEL

La fuerza del sentimiento de Martha Báez

Carlos Gardel y Martha Báez son parte de este mundo de amalgamas artísticas, del juego de las sensibilidades, de la valoración de los sentimientos, que animan día a día la relaciones humanas reconfortando nuestro espíritu. El mito CARLOS GARDEL, el ser CARLOS GARDEL,  fueron la pasión de MARTHA BÁEZ.. Fue psicóloga, escritora, ensayista, docente, poetisa, compositora, cantante de tangos, investigadora.

Carlos Gardel cuyo nombre real era Charles Romuald Gardès, nació en Toulouse, Francia, 11 de diciembre de 1890 en el hospicio de Saint Joseph de la Grave, y falleció producto de choque de aeronaves en Medellín, Colombia, el 24 de junio de 1935.

Martha Báez cuyo nombre real era Martha Gloria Báez, nació en Villa Constitución, una ciudad argentina ubicada en el sur de la Provincia de Santa Fe. Es la cabecera del Departamento Constitución. Se encuentra a 227 km de la ciudad de Santa Fe, a 55 km de Rosario y a 16 km de San Nicolás de los Arroyos. En esa localidad vino al mundo el 13 de Diciembre de 1945 y falleció el 23 de Diciembre de 1997, a los 52 años.

Una de las grandes enseñanzas de Platón, es mostrar cómo se consigue que los sentimientos colaboren con las tendencias y la voluntad: los sentimientos acompañan.  Son los grandes compañeros del hombre, aunque no tienen «la mayoría de edad»; cuando se les deja actuar sólos pueden crecer desmesuradamente y causar anomalías y patologías. La virtud que los domina se llama sofrosyne, que significa moderación, sosiego, armonía, autodominio, templanza. Los sentimientos son irracionales en su origen, pero armonizables con la razón.

Platón puede tener razón, pero que bella es la vida cuando los sentimientos brotan y nos equiparan a las luces y sombras de los paisajes y la voz natural del otro con el mensaje que queda para siempre en la escena de las artes y la cultura.

Martha Báez esencialmente  «Gardeliana» deja esta enseñanza desde los sentimientos que rodean la vida del «morocho del abasto», esos sentimientos que abrazan y trascienden desde lo más profundo de lo popular y genuino, que armonizan con el pasado, el presente y el futuro porque su trascendencia es cultural.

 

 

Video«MISHIADURA» -MARTHA BÁEZ- «Mishidura»(Lunfardo argentino: indigencia, miseria) tango con letra y música de MARTHA BÁEZ, fue creado por la cantante para el long-play (larga duración, vinilo) «HOMMENAGE A CARLOS GARDEL» grabado en Francia, en 1984. Fabricado y distribuido por la discográfica Bristol Musique, de París- El trabajo que incluye 14 temas contó con el acompañamiento de Martín Ochoa en guitarra. Oscar Guidi en bandoneón. Nito Rojas en  guitarra. Jo Novés  en violon, Georges Cros en piano.

 

 

 

 

 

LA FUERZA DE UN SENTIMIENTO

 

Por Martha Báez

Recordar a Gardel es quizás… acordarnos de nosotros mismos, por todas esas cosas que él supo interpretarnos, por ese acercamiento al mundo de nuestros más profundos sentires, que el dejó plasmado en su voz y que el paso del tiempo no ha alterado para nada.

En todas partes se lo recuerda, como ocurre con aquellos mortales que plasman en su obras una expresión de su generosidad, que dedican su vida a condensar, con sus esfuerzos, un sentimiento fraternal donde puedan reencontrarse los semejantes. Porque los móviles que los impulsan van más allá de las búsquedas mezquinas de éxitos individuales; por eso es que Carlos Gardel es inmortal. Porque ofreció sus más caros anhelos para encontrar las formas creativas que cumplieran el objetivo más sublime y sublimado que pueda encontrar un hombre inteligente y talentoso: llegar a los otros, brindarse con amor a los demás. Ese fue, justamente el mayor mérito logrado.

 

Por eso, Gardel nos recuerda muchas cosas, entre otras, que solo aquello que se moldea con amor puede dar frutos con el tiempo, ya que allí reside el verdadero valor de lo que se hace y permite la emergencia de la fuerza impulsora que da sentido a la obra realizada.

No busco éxitos provisorios, a los que tan afanosamente se empeñan en alcanzar los mediocres. su mirada estaba puesta en las cosas esenciales de la vida, por esa misma razón, la esencia de su labor aún perdura.

Fue un inmigrante en una tierra que lo acuno, pero su espíritu no tenía fronteras; por eso, pudo llegar a todos por igual, más allá de las limitaciones lingüísticas que separan a los hombres.

 

 

Fue mucho más que el mejor cantor de tangos o el creador, finalmente, de un género musical al que le imprimió vida y consistencia. Limitar una vida como está a unas cuantas etiquetas simplistas es desvirtuar el sentido de la vida de un hombre inteligente.

Carlos Gardel es un paradigma de lo que se puede representar como la fuerza que imprime la vocación: como ese llamado interior que forma con el sujeto una sola comunión, como esa convicción que no tolera ambigüedades ni tampoco ambivalencias, que es profunda en transparencia y firme en su dirección, como esa voz interior a la que se entrega el hombre de vocación que da sentido a una vida y que hace, de la vida, un sentido.

Fiel a ese llamado en el que la vida lo puso, no retaceo sacrificios a su empeño: ponerle palabras a las fantasías y deseos más hondos para atrapar con su voz el dolor las alegrías o las expectativas de miles que hoy lo recuerdan como una prueba de su agradecimiento.

 

 

Gardel nos recuerda también aquello de que «el que siembra flores, flores cosecha».. El recuerdo cariñoso que promueve da prueba de fe a un dicho que, expresado textualmente carecería de realidad, pero en el contexto de la vida que el representó adquiere relevancia.

Si los mitos son valiosos, lo son justamente por la función pedagógica y social que ellos suscitan y que, unida a la función cosmológica que se desprende de ellos, son como metáforas del espíritu que nos permiten reencontrar el sentido que da significación al sin sentido de un mundo y una sociedad que presenta signos de decadencia

La persistencia de su presencia entre nosotros, la de Carlos Gardel, que adquiere significación a través de las palabras cantadas por su boca, permite una re-creación constante de las nuevas generaciones que lo buscan, para significarlo. Como una obra no acabada donde el poder creativo reaparece en cada nueva mirada… su lugar de mito lo provoca…, así como evoca el saber de la importancia de la fuerza de la fe, que une al creyente con su vocación en una fusión trascendente entre él y los otros.

(Este artículo fue publicado por Martha Báez en el diario «La Capital» de la ciudad de Rosario, Santa Fé, Argentina en la década de 1990-En la sección «ARTE, LIBROS, CRÍTICA, GASTRONOMÍA», publicada los domingos).

 

Video-«ALLÁ…EN PARÍS»-MARTHA BÁEZ-Tango con letra y música de MARTHA BÁEZ, fue creado por la cantante para el long-play (larga duración, vinilo) «HOMMENAGE A CARLOS GARDEL» grabado en Francia, en 1984. Fabricado y distribuido por la discográfica Bristol Musique, de París- El trabajo que incluye 14 temas contó con el acompañamiento de Martín Ochoa en guitarra. Oscar Guidi en bandoneón. Nito Rojas en guitarra. Jo Novés en violon, Georges Cros en piano.

 

 

 

 

 

GARDEL CADA 11 DE DICIEMBRE RENACE UN MITO

Por Martha Báez

El 11 de diciembre no es un día cualquiera; es el día del nacimiento de Carlos Gardel, que es mucho decir. Y decir algo de él, es decir algo, no todo, ya que, siendo Gardel un mito, siempre quedara un resto que alguien dirá después.

Ciertamente, podríamos decir que la vida de Carlos Gardel ha sido signada por el destino, no solamente por las razones esenciales que caracterizan la singularidad de los acontecimientos de su existencia, sino también por el lugar de su nacimiento.

La región del Languedoc fue, históricamente, considerada diferente de la Francia del norte. Allí reinaba una civilización de influencia latina y oriental, más rica en refinamientos y cultura de fina cortesía; lugar de los trovadores, inspirados, quizás, por el cielo. azul del Midi y su proximidad mediterránea

Y en el Languedoc, Toulouse, llamada la Ciudad Rosa, por el color que definen sus casas de ladrillos y sus techos tejados de dos aguas, se caracteriza por haber sido la cuna de cantores famosos. Tal vez, el nacimiento de Gardel en Toulouse no fuera azaroso.

Si tenemos en cuenta que el tango es una síntesis de lo que cada una de las culturas inmigrantes aportó a esta música, nacida en el río de la Plata, podríamos decir que Francia aportó con la voz, la del tango.

¿Qué tiene esa voz que cada día canta mejor? ¿Qué fascinación inigualable, que traspasa los límites de la comprensión idioma tica? ¿Qué etérea persistencia, que no la deteriora el tiempo? ¿Qué singular trascendencia, que nunca se acalla? ¿Qué muda presencia, que siempre está, aun en el silencio? ¿Qué fuerza tan misteriosa, que recorrió el mundo sin ser alterada? ¿Quién puso en esa garganta tanta sabiduría? ¿Quién le dio a un hombre esa voz? ¿Quién imagino su destino?

De Toulouse a Buenos Aires, de Buenos Aires al mundo primero el ídolo, después el mito. Y la voz de Carlos Gardel que permanece en el tiempo, transmitiendo se a través de las generaciones, en la escucha flotante de una interpretación inacabada, en la mira- da inalterable de una presencia muda, en el fluir constante de una palabra llena de significaciones.

Todo lo que de Gardel pueda decirse no termina de explicar eso: lo inexplicable de su presencia inmutable entre nosotros. Su vida no está construida de una manera que pueda ser totalmente explicada. Tampoco la forma trágica de su muerte permite inferir lógicamente su gloria. Muchos otros murieron en el cenit de su éxito y, sin embargo, el correr del tiempo puso olvido a su recuerdo Aunque podríamos decir que la fatalidad de este destino trunco agregó otro detalle, que se iba a inscribir como significante para Gardel era algo más que eso. Y sigue siendo siempre algo más de lo que de él se pueda explicar. Po dría decirse que es la exquisita expresión polimorfa del que sabe cantar, Gardel sabe, por eso es el maestro. Quizás por eso se hace tan difícil reemplazarlo. Porque sabe y porque sabía antes de su muerte; también: su muerte material no puede dar cuenta de ese saber, parece ser un detalle más que pudo haber sido significado por ese intento de explicar lo inexplicable del misterio de su voz.

Porque Gardel canta, en cada uno, como un monologo interior expresado, y cada uno canta en Gardel, como una esperanza de amor proyectada. Pero es su voz la que reserva esa sutil experiencia intima inexplicable, como un lugar mítico en esa oscura cosmogonía inconmovible y eterna. Por eso, la explicación de su milagro nunca se agota. Tampoco puede explicarse el influjo que ejerce todavía su voz, en el contexto de una técnica incipiente en la que fue registrada, frente a los anti- héroes de la modernidad que nacen y mueren con la rapidez de un suspiro, e ininterrumpidamente se autogeneran en el vaciamiento que se nutre de falsos valores.

Su voz ocupa ese vaivén entre lo real y lo simbólico, donde se contiene y se mantiene lo imaginario compartido. Ese lugar del mundo subjetivo que cada uno ignora y que la voz de Carlos Gardel puede nombrar. Torbellino de sentimientos y pasiones, de encuentros y desencuentros amorosos, de demandas insatisfechas, de deseos insaciables, de pérdidas irrecuperables y goces imposibles

Torbellino del amor que solo la voz del Zorzal puede transmitir. Esa mezcla de hombre-pájaro donde la sagacidad se hace canto para cantarle a la vida, al amor y a la muerte. Significantes eternos en la vida de los hombres, que Gardel supo interpretar.

Por eso, Carlos Gardel es mucho más que una anécdota, que aquellos que no han comprendido aún reclaman permanentemente en lo que a Gardel se refiere. Sólo puede ser entendido lo anecdótico, como una manera de mantener vivo el recuerdo, que se transmite de boca en boca, de aquello que nunca muere.

Y así, Gardel va escribiendo, con las vicisitudes de su propia vida, las letras que quedan impresas en el tango, como una certificación de su pasaje por él.

Gardel no es simplemente el mejor cantor de tangos, es el tango mismo, porque, en tanto sim bolo, es una figura que concentra y condensa el cantar y el hacer de los miles que conformaron esta música, de los miles que engendraron este producto de la cultura argentina que nos identifica ante el mundo. El tango es lo más particularmente argentino que nos define. Arte y esencia que sintetiza el perfil emocional de un pueblo emotivo que sufre, llora, canta ríe y, al conjuro de todos eso sentimientos que hablan de perdidas, de esperanzas, de ilusiones marchitas, de exilios y des-exilios va resignificando una historia la historia de los argentinos.

Por eso el tango, hoy, está como su propia historia moribundo. Sosteniéndose en el recuerdo de un pasado doloroso. Llora e duelo de hermanos que ya no están, de cosas que no se dicen, de formas que se han perdido, pero también de insistencias y porfías del que no quiere darse por vencido, del que no quiere claudica del que no tiene sea entregarse a desesperanza, del que ama, del que vibra, del que piensa.

(*) Referencia bibliográfica  “Las herederos del exilio” Ed. Corregidor de la misma autora.

 

Video-«TOMÁ CONCIENCIA»-MARTHA BÁEZ- tango con letra y música de MARTHA BÁEZ, fue creado por la cantante para el long-play (larga duración, vinilo) «HOMMENAGE A CARLOS GARDEL» grabado en Francia, en 1984. Fabricado y distribuido por la discográfica Bristol Musique, de París- El trabajo que incluye 14 temas contó con el acompañamiento de Martín Ochoa en guitarra. Oscar Guidi en bandoneón. Nito Rojas en guitarra. Jo Novés en violon, Georges Cros en piano.

 

 

 

 

El «Día Nacional del Tango» se celebra el 11 de diciembre en homenaje a Gardel y De Caro, dos iconos de una de las mayores expresiones de la cultura argentina.

Una noche de 1965, el compositor y productor artístico Ben Molar (cuyo nombre real era Moisés Smolarchik Brenner) estaba en camino a la casa del director de orquesta y compositor de tango Julio De Caro, para festejar su cumpleaños, cuando se le ocurrió una idea. Se dio cuenta de que el 11 de diciembre coincidían los cumpleaños de De Caro y de Gardel, los mayores exponentes de dos vertientes del tango, símbolo de la cultura nacional. Julio De Caro era la música. Gardel, la voz. Así es que tomó la iniciativa: ese mismo año, Molar presentó a la Secretaria de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires la propuesta de declarar el 11 de diciembre Día Nacional del Tango en homenaje a ellos.

Pero aunque contó con el apoyo de varios organismos –la Sociedad Argentina de Autores y Compositores (Sadaic), la Sociedad General de Autores de la Argentina (Argentores), la Sociedad Argentina de Escritores (SADE), la Casa del Teatro, el Sindicato Argentino de Músicos (Sadem), la Unión Argentina de Artistas de Variedades (Uadav ), la Academia Porteña del Lunfardo, Radio Rivadavia, la Fundación Banco Mercantil, La Gardeliana, la Asociación Argentina de Actores y la Asociación Amigos de la Calle Corrientes–, tuvieron que pasar doce años para que le  aprobaran a Ben Molar la celebración mediante Decreto Municipal, el 29 de noviembre de 1977, y Nacional el 19 de diciembre de ese mismo año. Desde entonces, todos los 11 de diciembre se celebra el Día Nacional del Tango.

Julio De Caro. Nació en Buenos Aires, el 11 de diciembre de 1899. Falleció en Mar del Plata, el 11 de marzo de 1980.  Generó un nuevo estilo en el tango. Este trascendería de tal modo en la historia posterior del género que, no solo terminaría constituyéndose como otra vertiente, sino que se lo reconocería como “la escuela decareana”,  representante del plano instrumental, diferenciándose de la “escuela gardeliana” (por Carlos Gardel) en el vocal. Ambas se consolidaron como modelos de interpretación del tango y fueron las máximas exponentes en sus respectivos ámbitos.

Carlos Gardel, «El zorzal criollo», cantante, compositor y actor argentino nació el 11 de diciembre en Toulouse, Francia, en 1890. Fue «el primer cantor de música popular del mundo» y uno de los intérpretes más importantes en la primera mitad del siglo XX. Gardel, su imagen y su voz, se convirtieron en símbolo de la cultura, mito y leyenda. Hasta tal punto que, en 2003, la Unesco registró su voz en el programa Memoria del Mundo, dedicado a la preservación de documentos pertenecientes al patrimonio histórico de los pueblos del mundo. Adorado e idolatrado masivamente, especialmente en Argentina y en Uruguay, el zorzal criollo no deja de despertar suspiros y confirmar que “cada día canta mejor”. Falleció el 24 de junio de 1935 en un accidente al colisionar la aeronave que lo transportaba, junto a sus músicos, contra otra que se encontraba estacionada, en el momento  que esta carreteaba para despegar, en el aeródromo «Olaya Herrera» de Medellín, Colombia.

 

Video-«A MEDIA LUZ»-CARLOS GARDEL-Es un tango con letra de Carlos César Lenzi y música de Edgardo Donato, se estrenó en 1925 en Montevideo. Fue  grabado por CARLOS GARDEL, para Disco Nacional-Odeón de Argentina, el 8 de noviembre de 1926, grabación eléctrica (con micrófono).

 

 

 

 

 

¡Gracias  a MARTHA BÁEZ y CARLOS GARDEL!

 

Fuente: Katherine Perlmutter

 

RAULDELOSHOYOS.COM-SITIO CULTURAL-SIN  FINES DE LUCRO

Es fundamental  que los archivos sonoros, gráficos y audiovisuales sean considerados un bien cultural.

La UNESCO ha elaborado recomendaciones para la salvaguardia de estos materiales como parte de la memoria
del mundo. Algunas políticas culturales han permitido tomar cierta conciencia de las pérdidas y cómo poder frenar el deterioro de los archivos sonoros, gráficos y audiovisuales, sobre todo de aquellos que se encuentran en una irreversible obsolescencia como lo son los soportes analógicos, o los que tienen como soporte el papel. (Ver Textos fundamentales de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial 2003: https://ich.unesco.org/doc/src/2003_Convention_Basic_Texts-_2018_version-SP.pdf) La era digital que nos atraviesa permite disponer de novedosas herramientas que podemos aplicar para atesorar y resguardar todo, con la participación de la comunidad y decisiones políticas en la misma dirección.

Cada tango es una historia

En cada tango un pedazo de historia, un renglón de vida que los músicos, poetas, letristas, cantores y cantantes componen bellamente para trenzar los renglones de tinta virtual y quedar mirándonos en este espejo musical del amor y los actos humanos. Y que no falte nunca  el abrazo tanguero.

rauldeloshoyos.com es un sitio web NO comercial, por lo que los materiales publicados tienen como único cometido informar sobre la obra de Raúl Joaquín de los Hoyos, conocido artísticamente como Raúl De Los Hoyos, el tango, sus letristas e intérpretes, difundir el Patrimonio Cultural de Saladillo y entretener a toda persona que lee la página.

Raúl Joaquín de los Hoyos es Patrimonio Cultural de Saladillo (2018) y Ciudadano Distinguido Post Mortem (2019).

Luis Perrière

 

 

Compartir en

Un comentario

  1. Very rapidly this web page will be famous amid all
    blogging viewers, due to it’s good articles

    Muy rápidamente esta página web será famosa entre todos
    espectadores de blogs, debido a sus buenos artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Recientes

¡Muchas gracias por su visita!
Lo invitamos a estar pendiente de nuestras próximas publicaciones.