ROBERTO GOYENECHE

LOS VASCOS DEL TANGO

ROBERTO GOYENECHE | RAÚL DE LOS HOYOS

 

El cantor Roberto Goyeneche y el pianista Raúl de los Hoyos eran descendientes de  inmigrantes vascos en Argentina. El «polaco» Goyeneche graba el tango del «vasco» Raúl de los Hoyos «Un tropezón» cuya letra pertenece a otro vasco, oriundo de Vizcaya, Luis Bayón Herrera.«Un tropezón» se estrenó en el teatro Sarmiento  en la revista «Las estampas iluminadas del teatro Sarmiento» de Arturo de Bassi, en 1927. Fue cantado por la actriz y cantante «La negra» Sofía Bozán.

Roberto  Emilio Goyeneche nació el viernes 26 de enero de 1926 y falleció el  sábado 27 de agosto de 1994, en Buenos Aires.

Nació en Urdinarrain

Historiadores y periodistas han investigado sobre el lugar de nacimiento de Goyeneche y de allí surgieron dos versiones: la que asegura que nació en Saavedra y la que con firmeza  sostiene que lo hizo en Urdinarrain, provincia de Entre Ríos. Urdinarraín apellido de origen vasco de (Pamplona)casualmente es el lugar donde nace otro vasco de cuyo apellido tiene la misma cuna.

La historia documentada y revelada en el libro «Identidad» dice que su madre embarazada viajaba en tren hacia Buenos Aires y al adelantarse su parto, tuvo que dar a luz en Urdinarrain, localidad del Departamento Gualeguaychú, de la provincia de Entre Ríos. Lo recordó en su momento doña Santiaga Bondioni de Boero, la partera que se hizo cargo del alumbramiento.  Al no encontrarse el médico de guardia, en ese momento, fue ayudada en el parto por esta enfermera rubia y muy joven. La ya desaparecida fue quien trajo al mundo al vasco «polaco», y lo recordó siempre como “un bebé pelirrojo y muy pecoso». El mismo que con el transcurrir del tiempo cambiaría los primeros llantos por el tango. Así se lee en el libro «Identidad», que recoge la historia de  Urdinarrain, editado en 1990, con motivo del centenario de esa ciudad entrerriana.

Por esto a Roberto Goyeneche se lo considera, en Entre Ríos, unos de los personajes urdinarraenses junto al brillante jugador de fútbol Alberto Zozaya, nacido allí, que deslumbrara en la década de 1930 en Estudiantes de La Plata, Bella Vista  (R.O.U.), Racing Club de Avellaneda y la Selección Argentina de Fútbol.

Luego de uno pocos días de reposo pos parto, su madre retomó su viaje a Buenos Aires y al llegar “anotó” a su recién nacido en el barrio de Saavedra.

Como no hay documentos escritos que prueben lo contrario, se reconoce  formalmente que Roberto Goyeneche nació en Saavedra, Buenos Aires, puesto que su partida de nacimiento expedida por el Registro Civil  lo certifica. Pero la realidad es que su madre dio a luz en Urdinarrain (Entre Ríos).

Aquel «vasquito argentino» se instaló con su familia en el que sería su lugar en el mundo, una casa humilde del barrio porteño de Saavedra, en Melián al 3100.

Bautizado Roberto en homenaje a su tío, un compositor de tangos muerto poco antes de su nacimiento, era hijo de Emilio Goyeneche, tapicero de profesión y pianista de vocación, y María Emilia Costa, fanática de Carlos Gardel. Su padre, de ascendencia vasca, murió a los 26 años de edad, cuando él apenas tenía 3. Y su madre tuvo que comenzar a ganarse la vida como lavandera, planchadora y costurera. Mientras, ella iba transmitiendo a su hijo la pasión por el Zorzal Criollo..

El «polaco» de Saavedra

Al “polaco” de ascendencia vasca, vale traer a este racconto, que fue bautizado “polaco” por su amigo el cantor Ángel Díaz , también de Saavedra, porque su pelo era  rubio, de ojos claros, y de aspecto físico similar al de los jóvenes de origen polaco de aquella época que se veían por la  ciudad y la provincia de Buenos Aires.

En 1948 se casa con Luisa Mirenda, el amor de su vida. Se casaron en la Parroquia Santa María de los Ángeles, donde el «polaco» era monaguillo. Tienen dos hijos: Roberto y Jorge.

Se conocieron en el Club El Tábano «Nos conocimos acá en el barrio de Saavedra, en el Tábano Club. Mi papá tenía el buffet y lo atendían mis hermanos. Ese día bailamos unas piezas y me dijo: bueno ¿nos vemos un día? Nos citamos en la intersección de las calles Ciudad de la Paz y Mendoza (barrio de Belgrano-CABA) porque mi hermana trabajaba por ahí. Entonces le dije a mi mamá que la iba a ir  a buscar a ella,  para ir a mirar vidrieras por av. Cabildo. Al final nos desencontramos con Roberto y cuando estaba volviendo a casa en la línea de colectivos 67, nos encontramos. Tenía que ser nomás, nos enamoramos. Él era un chico de barrio y yo era una chica de barrio». (Luisa falleció a los 91 años, en octubre/2020).

 

                                                  «El Tábano»- Dr. Rómulo Naón 3029-Barrio de Saavedra-CABA

 

Antes de iniciar su destacada trayectoria como cantor, trabajó como chofer de colectivos de la línea 19 (Micro Ómnibus Saavedra S. A., actual 19), taxista y mecánico. A los 18 años, con registro vocal de barítono, pasó a formar parte de la  orquesta de Raúl Kaplún. Alternaba esta actividad con la de colectivero de la línea 19.

El «polaco»llegó a grabar cerca de cien discos para diferentes compañías fonográficas de Argentina: RCA (Víctor), Discos TK, BMG Ariola, Melopea, M&M, Odeón y Philips. En Uruguay  grabó con la empresa Sondor.  Fue acompañado por las más prestigiosas orquestas, tales como la de Horacio Salgán, Aníbal Troilo, Pontier, Sexteto Tango, Néstor Marconi, Carlos Franzetti, Esteban Morgado, Raúl Garello, Baffa-Berlingieri, Pugliese, Piazzolla y la Filarmónica del Teatro Colón. En 1948 grabó su primer tango «Celedonio» para un estudio particular. Y su primer éxito lo logra con la orquesta de Horacio Salgán (RCA-VÍCTOR), con la que registró diez temas, «Alma de loca» de Jacinto font la letra y Guillermo Cavazza la música (1927). Tema que ya había sido grabado por «el primer cantor de música popular del mundo»: Carlos Gardel. Sú último disco solista «Cantor de mi barrio» (M&M).

 

 

Roberto Goyeneche, en 1985 recibió el Premio Konex como uno de los mejores cantantes varones de tango de la historia en Argentina. Recibió la distinción de Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Mar del Plata, en 1988.

Un grupo de admiradores del barrio crearon la «Peña Roberto Goyeneche», en el Club El Tábano. La tribuna popular del Estadio Ciudad de Vicente López y una avenida del barrio de Saavedra llevan su nombre.

En la ciudad de Rosario, durante la fiesta de «La noche de las Estrellas», Goyeneche fue galardonado con el Premio “Carlos Gardel». Obtuvo otros premios, como el Martín Fierro y la Estrella de Mar, además de ser nombrado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires.

Debutó como actor en «El derecho a la felicidad» (1968), de Carlos Rinaldi. Participó del musical «El canto cuenta su historia» (1976), de Julio Marbiz, Fernando Ayala y Héctor Olivera, pero su consagración llegó en la película «Sur» (1987), de Pino Solanas.

Lo conocí en las postrimerías de 1990 cuando era Director de Marketing de la empresa fonográfica M&M, con oficinas en la calle Manuela Pedraza 2665 (Manuel Pedraza y Moldes-CABA),  a metros de donde estaba la antigua cancha de Platense. El «calamar»  la pasión y amor futbolero del “Polaco”. Fue cuando el productor Mario Kaminsky le  acerca a la compañía, la idea de un disco de Roberto Goyeneche con Raúl Garello, lo que generó gran entusiasmo. Acompañado por otro funcionario de  mi área nos encontramos con él, en el café “San Quintín” (Avenida del Tejar y Tamborini) que según supe, después, estaba a la vuelta de su casa (av. Melián). Ese era el lugar  del tango y éste el mítico cantor saavedrense-undinarraense. Allí estrechaba la mano y  estaba cara a cara con el señor que fraseaba como nadie, que admiraba, por primera y última vez en mi vida, con esa personalidad que reescribió el tango contando profundo, intenso, la vida desde el canto… Una voz que grabó en mí,  versiones inolvidables de obras como “Balada para un loco”, de Ástor Piazzolla y Horacio Ferrer (Segundo premio del Festival  Iberoamericano de la Danza y la Canción que se realizó en el Luna Park, de Buenos Aires, entre del 9 al 14 de octubre de 1969-El tema fue claro ganador pero como detrás estaban los intereses creados de la grabadora CBS que quería que ganara Jorge Sobral con «Hasta el último tren»sabotearon la nominación y quedó en segundo. Pero «Balada para un loco» fue récord en ventas.), “Naranjo en flor”, “Garúa”, «Afiches». En ese espacio tan cálido, como íntimo, lleno de historias, duende del tiempo  y de su personalidad,  se selló el acuerdo promocional, inicial, para el lanzamiento del disco “Cantor de mi barrio”.  Uno de los capítulos inolvidables, sin dudas el más emotivo de mi etapa laboral en la industria  fonográfica de Argentina.

 

TAPA Y CONTRATAPA-DISCO LONG-PLAY-VINILO-Uno de los últimos discos de tango en vinilo. Dejarían de Fabricarse en 1993, Se retomó la impresión en vinilo, en Argentina, en 2016.

Escribió el productor Aquiles Giacometti en la contratapa del long-play (larga duración-lp): «Recién se terminaba de grabar el último play-back del nuevo LP de Roberto Goyeneche. Esperamos un rato comprobando los hallazgos musicales logrados, hasta que llegó el cantor. Entonces comenzó todo, la magia, la electricidad, la emoción invadió el recinto. el «polaco» había comenzado a dar vida los personajes de los diversos tangos. A pesar que desde hace años asistimos al milagro de  sus creaciones otra vez nos embargó el asombro. El aliento contenido y el desborde emocional se adueñaron del lugar. El espacio se pobló de duendes que Goyeneche conjuraba con canto. Así ocurrió hasta que el trabajo estuvo terminado. Debemos elogiar los hermosos y sensitivos arreglos del maestro Rául Garello (importante y admirada figura de nuestra música en el pais y el extranjero) que ponen cálido y personal marco, bien tanguero y actual a la voz de Goyeneche. Y mencionar a los destacados músicos que intervinieron en estas grabaciones».

Los músicos intervinientes son: violines: Julio Hermes Peressini (violín solista), Mauricio Marcelli, Mario Arce, Mauricio Widosky, viola:  Luis Paz, Violoncello: José Bragato, bandoneones: Julio Pané (bandoneón solista), Osvaldo Montes, Daniel Binelli,  Raúl Garello, piano: Alberto Giaimo, Bajo: Omar Murtagh, 

Roberto Goyeneche, el gran personaje del barrio de Saavedra, donde una avenida lleva su nombre, contaba las historias de los tangos y según su definición de este estilo narrador, «es la labor del cantor,  despegarse de la orquesta que lo acompaña, pues es ella la que está cantando… me lo dijo Pichuco en los cincuenta vos tenes que contar».

«Cantor de mi barrio» se grabó entre octubre y noviembre de 1990 en los estudios ION de la capital federal (CABA).Este disco es otra de las joyas del repertorio tanguero del mundo. Fueron grabados los tangos: «Viva el tango», «Viejo ciego», «Cantor de mi barrio», «Melodías de arrabal», «Amurado», «Quinto año»,  «Muñeca brava», «Confesión», «Café la humedad», «Patotero sentimental».

 

Disco compacto publicado por la empresa música y Marketing (M&M)

 

Dejó su marca en el tango y  además, momentos indelebles como el que aconteció tras su presentación en el Teatro Chatelet de París, con un elenco del  espectáculo “Tango Argentino” a fines de 1983, decía la prensa parisina: “Hay que escuchar al decano. Temblequea cuando canta y parece Carlos Gardel reencarnado. Hay que verlo golpear el piso con el pie de la exasperación, de tanto que sufre y tanto que ama. Es un artista que no necesita de idiomas: Goyeneche es capaz de enmudecer al público, leyendo la Biblia o la guía de teléfonos”.

Este grandioso intérprete graba en el 6 de diciembre de 1980, con el Sexteto Tango, integrado por Julián Plaza , (pianista)  Osvaldo Ruggiero  (bandoneonista), Víctor Lavallén (bandoneonista), Alcides Rossi (contrabajista), Emilio Balcarce (violinista),y Oscar Herrero (violinista), “Un tropezón” para la compañía RCA VICTOR. El tema es incluído en un vinilo que se publica en 1984,  junto a otros once tangos.. Este trabajo es reeditado en el 2004 en una serie de recuperación histórica denominada “Goyeneche en RCA Victor” que gestionó el periodista, escritor Víctor Pintos para la dueña del catálogo del sello del perrito, la empresa alemana BMG ARIOLA.

 

Video-«Un tropezón-ROBERTO GOYENECHE-SEXTETO TANGO-Grabado el 6 de diciembre de 1980.

 

Si bien no me gustan las comparaciones, de ninguna naturaleza, porque cada artista es único e incomparable, algo que declaró a la prensa el pianista y director de orquesta argentino  Atilio Stampone, opina que Roberto Goyeneche es «la síntesis de Carlos Gardel»y lo explica: «porque con su parafraseo de las letras, le descubrió al gran público las historias que contaban las canciones con su particular manera de narrar».  En este sentido el periodista, investigador García Blaya (Todo Tango)  dice que «lo que lo distinguía de otros cantores era la expresividad de su fraseo, el particular modo de colocar la voz, la fuerte personalidad del que conoce la esencia misma del tango».

El tango ha dado al mundo sus cantores, cantantes e intérpretes, cada uno con su estilo. Goyeneche explicitó un estilo que no existía, diferente, nuevo, que surgió de él, de su necesidad interpretativa, así nació este particular cantor y narrador de la poética tanguera.

Este fue el camino que le dió identidad, personalidad y estilo propio a esta singular voz tanguera,que con sus silencios y madurando cada palabra sencillamente se convirtió en  «¡Señor Cantor!».

 

 

 

RAULDELOSHOYOS.COM-SITIO CULTURAL-SIN  FINES DE LUCRO

Es fundamental  que los archivos sonoros, gráficos y audiovisuales sean considerados un bien cultural.

La UNESCO ha elaborado recomendaciones para la salvaguardia de estos materiales como parte de la memoria
del mundo. Algunas políticas culturales han permitido tomar cierta conciencia de las pérdidas y cómo poder frenar el deterioro de los archivos sonoros, gráficos y audiovisuales, sobre todo de aquellos que se encuentran en una irreversible obsolescencia como lo son los soportes analógicos, o los que tienen como soporte el papel. (Ver Textos fundamentales de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Inmaterial 2003: https://ich.unesco.org/doc/src/2003_Convention_Basic_Texts-_2018_version-SP.pdf) La era digital que nos atraviesa permite disponer de novedosas herramientas que podemos aplicar para atesorar y resguardar todo, con la participación de la comunidad y decisiones políticas en la misma dirección.

Cada tango es una historia

En cada tango un pedazo de historia, un renglón de vida que los músicos, poetas y letristas componen bellamente para trenzar los renglones de tinta virtual y quedar mirándonos en este espejo musical del amor y los actos humanos. Y que no falte nunca  el abrazo tanguero.

rauldeloshoyos.com es un sitio web NO comercial, por lo que los materiales publicados tienen como único cometido informar sobre la obra de Raúl Joaquín de los Hoyos, conocido artísticamente como Raúl De Los Hoyos, el tango, sus letristas e intérpretes, difundir el Patrimonio Cultural de Saladillo y entretener a toda persona que lee la página.

Raúl Joaquín de los Hoyos es Patrimonio Cultural de Saladillo (2018) y Ciudadano Distinguido Post Mortem (2019).

Luis Perrière

Compartir en

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Recientes

¡Muchas gracias por su visita!
Lo invitamos a estar pendiente de nuestras próximas publicaciones.