SARITA MONTIEL

ENTRE EL CUPLÉ Y EL TANGO

SARITA MONTIEL y RAÚL DE LOS HOYOS

 

Sarita Montiel graba en 1961, una creación especial realizada para ella por Raúl de los Hoyos con letra de Carlos Manuel Marín. Conoció al pianista Saladillense en 196o durante su visita a Buenos Aires. El tango «Tu burla» fue incluído en su disco «El tango» producido en España.

Su nombre real María Antonia Abad Fernández, bautizada con los nombres de María Antonia Alejandra Vicenta Elpidia Isidora. Artísticamente se la conoció como Sara Montiel o Sarita Montiel  nació en Campo de Criptana, Ciudad Real, España, el 10 de marzo de 1928  y falleció en Madrid, España, el 8 de abril de 2013. Fue una actriz de cine, cantante y productora cinematográfica española, considerada el rostro más bello del cine español. Obtuvo también la nacionalidad mexicana en 1951.

En su ciudad natal, Campo de Criptana (provincia de Ciudad Real), tiene un molino-museo en la sierra de los molinos, y también cuenta con una calle con su nombre y con una estatua que ella misma inauguró al cumplir los ochenta años de edad. La casa donde nació está identificada con una placa.

«Por todas partes de España donde he ido he sido aclamada espontáneamente; Valencia, Tarragona… En Tarragona lloré como lloro ahora mismo y en cada momento que pienso en lo buenos que han sido todos conmigo. A veces pienso que este éxito es una especie de desagravio que me tributa el público por no haberse fijado antes en mí». Entrevista a Sara en La Vanguardia (1957)

Por su audacia, generaba problemas con la censura. En una ocasión, Sara rodaba una escena invernal y acudió luciendo un amplio escote:

Director: Pero Sara, ¿cómo vienes vestida así, si los figurantes van con ropa de invierno?

Sara: ¿La gente quiere ver a ésos o a éstas? (señalándose los pechos)

En su esplendor Sara Montiel fue reconocida como una de las estrellas más bellas y fotogénicas del mundo; y aún a edad madura conservaba una envidiable silueta, ayudada por estrictas dietas a fin de mantener sus 57 kilos de peso.

Sus medidas eran 1,70 de estatura, 86 cm. de pechos, 61 cm. de cintura y 86 cm de cadera.

 

Molinos de viento que inspiraron al escritor, poeta,novelista, dramaturgo Miguel de Cervantes Saavedra creador de «El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha» novela conocida como «El Quijote»

 

Sarita cantante

Como cantante tuvo gran éxito en su carrera: grabó más de 700 canciones que se publicaron en más de 50 álbumes. Volvió a poner de moda el cuplé con su forma de cantar, de modo que sus grabaciones se publicaron en diversos países europeos y americanos, desde Rusia hasta Brasil, y llegó a cantar en griego.

ESTA FUE LA TAPA DEL DISCO LONG-PLAY PUBLICADO EN ESPAÑA Y ARGENTINA – LUEGO DE LA CENSURA DE FOTO ORIGNAL DE LA PORTADA-1957

Las enormes ventas de discos influyeron, sin duda, en que Sara Montiel se mantuviese fiel al género de cine musical durante sus últimos quince años de carrera como actriz. El éxito de su primer álbum, El último cuplé, cogió desprevenidos a todos. Sara había firmado con la compañía Columbia la publicación de la banda sonora, acordando como pago un porcentaje de las ventas (royalties) que según algunas fuentes rondaba el 40% de los beneficios. Esto se decidió dando por supuesto que el disco tendría discreta acogida; pero terminó siendo un superventas, de modo que la cantante percibió una fortuna (se habló de unos 3 millones de pesetas de la época). A partir de entonces, los contratos suscritos por la actriz estipularon que cada película tuviera una selección de canciones interpretadas por ella.

Rompiendo con la tradición de voces atipladas (sonido agudo) impuesta por Raquel Meller y otras intérpretes del género. Sara cantaba con una tesitura más grave, similar a la de contralto. Su voz no era poderosa, pero sí bien entonada, aterciopelada y muy sugerente, de una acusada personalidad que la hacía reconocible instantáneamente. Durante los ensayos vocales para la película «El Último Cuplé» (1957) como Sara no llegaba a entonar las notas más agudas de los temas, pedía varias veces al compositor Juan Solano que bajase de escala, a lo que él respondió: «Si seguimos bajando más, nos sentamos debajo del piano».

 

Foto de portada original de su disco long-play «El último cuplé» censurada por el vestido «con profundo escote» exhibiendo sus pechos.

 

De los temas interpretados en «El último cuplé» se destacó «Fumando Espero», con el que Sara Montiel terminó identificándose ya que, desde la adolescencia, practicaba el tabaquismo como hábito social; un consumo ahora mal visto, pero que se consideraba por entonces como sexy y elegante. Entre sus interpretaciones más recordadas también se cuentan: «El Relicario», «La Violetera», «Lágrimas negras», «Bésame mucho», «Perfidia», «Valencia», «Tatuaje», «Ojos Verdes», «El Polichinela», etcétera… Muchas de estas canciones eran clásicos de décadas atrás que ella actualizaba con su inconfundible voz y con una sensualidad inusual en España.

Video-SARITA MONTIEL-TU BURLA-TANGO- RAÚL DE LOS HOYOS-1961-El tango «TU BURLA» fue compuesto para la diva española por el pianista saladillense con el aporte del letrista argentino Carlos Manuel Marín.

 

 

 

 

Sarita actriz

 

 

Más de 50 películas la tuvieron como en papeles secundarios y  como protagonista. Filmó en Hollywood (Estados Unidos), México y España. Cuando se fue a México, los melodramas que rodó la acabaron encumbrando para siempre. Tras pasar por Hollywood y casarse con Anthony Mann, a su vuelta a España, a finales de los 50, «El último cuplé» la acabó por convertir en una gran estrella.

Si bien la fama le abrió las puertas del séptimo arte desde Hollywood. Como inquieta que era no dudó en descubrir todo lo que el negocio tenía montado en su maquinaria. Descubrió que era mejor ser actriz independiente, que tener un contrato de exclusividad que la encasillase.

Era muy observadora y con afán de aprender.  Sara se familiarizó con el proceso técnico de los rodajes; aprendió nociones de fotografía e iluminación, e incluso cómo montar los rollos de celuloide de las películas. Aceptaba consejos. Pese a todo esto, decidió dejar el cine cuando se sucedieron grandes cambios. Con la llegada de la transición política en España y el predominio de las películas eróticas y cómicas del famoso «destape español», Sara Montiel decidió dejar el mundo que le había dado el estrellato con apenas 46 años de edad; pero se enfocó en su faceta musical, mayormente con recitales en teatros y presentando programas de variedades en televisión. Retuvo una extraordinaria popularidad y se ganó la admiración de nuevas generaciones de cinéfilos, escritores y músicos.

«El último cuplé» logró distribución internacional, al igual que su álbum de canciones, y marcó un hito en el cine español por su recaudación, por lo que Sara Montiel firmó un contrato multimillonario para realizar películas de producciones europeas (hispano-francesas-italianas) que la convirtieron en la estrella de habla española mejor pagada de la década. Se dijo que con La violetera empezó a cobrar un millón de dólares por cada película y su correspondiente disco (al cambio, unos 40 millones de pesetas de la época), cifra que de ser cierta igualaría el sueldo que firmó Elizabeth Taylor años después por Cleopatra. Disfrutando de condiciones tan ventajosas, Sara decidió no regresar a Hollywood, donde temía que su origen hispano la seguiría condicionando laboralmente. Y en una ocasión lo explicó así: «Después del éxito de El último cuplé, ¿iba a seguir haciendo de india?».

Sarita y sus afectos

Se relacionó (de manera más o menos íntima) con escritores y demás personajes ilustres, como Ernest Hemingway, quien enseñó a la artista a fumar habanos.

Se dice que Sara vivió un romance con el actor James Dean, con quien estuvo a punto de viajar el día en que él murió en accidente de tráfico. Una foto de ambos juntos es de las últimas que se conocen de James Dean, y con ella se anunció en la prensa la muerte del joven mito.

Para León Felipe el importante escritor y poeta español, Sara fue su musa y su mayor inspiración.»La Mancha en ti, mujer, y en mi corazón el dardo», fueron palabras que el insigne poeta dedicó a su admirada. En una ocasión llegó a decir: “Eres demasiado bella para el cine, lo tuyo es el teatro”.

También Miguel Mihura fue un amor importante en la vida de Sara, así como su Pigmalión. Sara llegó a pedirle matrimonio a Mihura, pero a pesar de publicarse las amonestaciones preceptivas para ello, no llegaron a casarse.

Indalecio Prieto, un político de izquierdas a quien Sara conoció cuando él estaba en el exilio, fue una relación corta pero de la que Sara ha guardado un gran recuerdo.

El actor Maurice Ronet, para Sara compañero y amante, trabajó con ella en «Carmen la de Ronda», «Mi último tango» y «Noches de Casablanca», viviendo un apasionado idilio que traspasó la pantalla.

Con Giancarlo del Duca (1936), más conocido en España como Giancarlo Viola, trabajó en «La Mujer Perdida» y «La dama de Beirut», y vivieron un romance que él decidió cortar. Cuando Pepe Tous murió, Giancarlo apareció de nuevo en su vida y el romance se reanudó, pero «Gianca» (como ella lo llamaba) engañó a Sara y a pesar de hablarse de boda entre ambos, decidió cortar con él definitivamente.

Como ella misma cuenta, tuvo también una relación tormentosa con el fotógrafo de La bella Lola (1962) Mario Montuori.

La actriz tuvo cuatro matrimonios. Su primer esposo fue Anthony Mann, director de cine norteamericano, con quien se casó dos veces en 1957: primero in artículo mortis, por consejo de la hija del director, y por segunda vez en matrimonio civil cuando él se restableció de su enfermedad. Sara había conocido a Mann en el rodaje de la película Serenade. Mann trabajó en España, dirigiendo la producción El Cid, y Sara cuenta que le ofrecieron el papel de Doña Jimena, y que ella recomendó en su lugar a una estrella italiana emergente por aquel entonces: Sophia Loren. La pareja se divorció en 1963.

Su segundo marido fue el industrial José Vicente Ramírez Olalla. Se casaron en la Iglesia de Montserrat, en Roma. Este matrimonio duró dos meses, si bien concluyó en buenos términos.

Su tercer esposo fue el empresario y periodista mallorquín José Tous Barberán, más conocido como Pepe Tous (1931-1992), con quien contrajo matrimonio después de diez años de relación. Juntos adoptaron a los dos hijos de la popular artista, Thais (03/03/1979) y José Zeus (21/05/1983). Como promotor de espectáculos, Tous conocía bien el gremio musical y en la década de 1980 relanzó a Sara exitosamente en el mercado discográfico, de modo que la diva publicó cuatro álbumes entre 1988 y 1995. Pepe Tous murió de cáncer a los sesenta y un años y dejó a su viuda una estimable fortuna.

En octubre de 2002 la actriz contrajo matrimonio civil con el editor de cine cubano Tony Hernández; una relación sumamente controvertida y discutida en la prensa, que no llegó a un año de duración pues la unión se disolvió en julio de 2003.

Sarita y el Tango

En 1960 Sarita Montiel  protagonizó bajo la dirección de Luis César Amadori su cuarto taquillazo consecutivo: «Mi último tango».

El 13 de Julio de 1960 Sarita Montiel llega a Buenos Aires. Es recibida por la prensa con todos los honores. El diario “Clarín” dice: “Un periplo de la tonadilla al tango escudriñando, la garbosa artista, en el espíritu  de la canción popular. Un prestigio de estrella puesto en tapete, con la partida ganada dos veces ya que estaba ganada de antemano». En tanto el diario “La Razón” publica: “Desde luego no fue una sorpresa como canta esos cuplés sentimentales, evocativos, Sarita Montiel, pero si lo fue cuando vestida de compadre criollo (con una simpática semejanza a Azucena Maizani) con estético gusto y adecuada expresión el acierto de dos tangos nuestros “Yira Yira” y “A media luz”. El diario “La Nación” publicó: “Todos los  tonos del cuplé están en la voz de Sarita Montiel quien como otras tonadilleras famosas ha dado su emoción  al tango”. Sarita Montiel se había transformado sin esfuerzo en un pintoresco cantor del arrabal porteño.

Seis días después, en los cuales recibe a más de 500 periodistas, se presenta en el escenario del teatro Avenida. En esta prestigiosa sala de Buenos Aires han desfilado muchas figuras españolas como Margarita Xirgu, Conchita Piquer. El gran público de Buenos Aires refrenda con llenos diarios las dos semanas de éxitos que Sarita Montiel ofrece a la ciudad de La Plata (capital de la provincia de Buenos Aires).

Este es el primer contacto de Sarita Montiel con la música porteña.

Antes de llegar a Buenos Aires había terminado en  España su film “Mi último tango” donde había desempolvado los más clásicos tangos que durante las décadas de 1930, 1940 y 1950 hacían furor entre los pueblos de diferentes continentes, en especial el americano y europeo.

Aviso en Buenos Aires de la proyección de la pelicula «Mi último tango» dirigida por el ítalo-argentino exiliado en España Luis César Amadori.

Estaba prevista su actuación en el teatro Maipo de la capital federal de Argentina durante tres días, siendo ésta una de sus primeras presentaciones personales, como cantante, en esta etapa. Y la primera en importancia fuera de España. El éxito fue tal que tuvo que quedarse durante tres meses en Argentina.

Su consagración en Buenos Aires la convierte en un nuevo ídolo de la música porteña. Tanto es así que la noche de su despedida los argentinos puestos de pie le dicen: “..¡ No te marches Gardelita!”

Sarita sabía adoptar una postura y al salir de Buenos Aires comprende que en adelante no tendrá como soporte único los cuplés ya que los compases lánguidos y evocadores de los tangos será otra arma decisiva en la conquista de los públicos.

Pasan los meses de Julio, Agosto. Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre de 1960. Sarita Montiel recorre triunfalmente ocho repúblicas de América Latina.

Ha buscado una Compañía Argentina que le secunde en sus presentaciones. Todo un éxito sucede ahora como tantora, llenando de gloria nuevamente en su vida artística.

A la derecha , a un metro de la base se encuentra fijada la placa que llevó Sarita Montiel a Medellín (Colombia)

El 15 de diciembre la gira toca a su fin, la Montiel llega al aeropuerto de Medellín, todo son nostalgias. Sarita es la última en dejar el avión, en su mano lleva una plaza de bronce. Su Compañía Argentina la rodea, todos juntos, entre los periodistas y fotógrafos que recorren ese momento importantísimo que guardará del teatro, se dirige al lugar en el que Gardel perdió su vida, en el momento más culminante de su triunfo,

Sara esta seria sabe su sentido de la predestinación fatalista , como española que es, se lo indica, que entre el triunfo y la gloria solo está, la separación de la vida y la muerte. En el momento más esplendoroso de su carrera artística esta mujer que ha luchado tanto para llegar, deposita con máxima sencillez la placa que ofrece en homenaje al más grande del  cancionero de la música porteña y primer cantor de música del mundo.

Por la noche Sarita Montiel se presentó en el teatro Junín de Medellín, cuando canta a Gardel, sus lágrimas de emoción brotaron de su ojos y el lloro auténtico  se notó más allá de los bastidores y el escenario.

Dos días después cuando el avión despegue de Medellín, quienes están cerca de la actriz y cantante pueden oír que  muy quedamente la Montiel tararea “Volver”.

Sarita Montiel quedó para siempre vinculada a la música porteña.

A la memoria inmortal de CARLOS GARDEL- SARITA MONTIEL Y SU COMPAÑÍA ARGENTINA-Gira latinoamericana 1960 ARGENTINA, URUGUAY, CHILE, PERÚ,ECUARDOR, PUERTRO RICO, HAITI, COLOMBIA

 

«EL TANGO»

En vistas de su éxito en el género, en 1961 grabó «El tango», un álbum complementario al anterior «El último tango» donde incluiría otros números míticos de la canción popular argentina.

 

Portada del disco editado en Argentina por la compañía disco MUSIC-HALL (SICAMERICANA). el LARGA DURACIÓN (Lp) INCLUYE 11 TANGOS. Entre ellos «TU BURLA» de Raúl de los Hoyos escrito especialmente para la diva española.

 

En 1971 la matriz de este disco se deterioró hasta el punto de dejar fuera de fases casi todos los registros. Astor Piazzola, que también figuraba en la nómina de Hispavox, se ofreció a recuperar el sonido del bandoneón y del quinteto junto a Gregorio García Segura. Sin embargo la voz de Sara Montiel se había perdido entre la orquestación. Y aún así el disco se fue reeditado en Japón y Brasil en tales condiciones. Lo que verdaderamente constituye un acto de irrespeto profesional inadmisible.

No fue hasta 1977 gracias a la llegada del sistema Dolby , creado por Ray Dolby,  que proporcionaba una corrección sobre las bajas y altas frecuencias del espectro audible, generando un sonido envolvente, es cuando se pudo reparar completamente el sonido. Y es el que podemos disfrutar hoy.

Entre los tangos elegidos destacaron algunos escritos expresamente para ella, como el maravilloso «Llueve» de León y Solano o el hermoso «Calumnia», de los hermanos García Segura. El genial y bello  título «Tu burla», composición de los argentinos  de Carlos Manuel Marín y Raúl de los Hoyos, el menos conocido del disco y quizá también el que más reflejaba el estado de ánimo para la artista, por cuestiones personales, en aquel tiempo.

Contenido del disco «EL TANGO» (1961) Hispavox

Long-play (Larga duración)-Vinilo

Arreglos y Director Musical: Gregorio Garcia Segura

Lado «A»

BANDONEÓN ARRABALERO (Contursi-De Ambrogio-Bachicha)-1928

CAMINITO (Coria Peñaloza-Juan de Dios Filiberto)-1926

TU BURLA (Raúl de los Hoyos-Carlos Manuel Marín)-1961

MADRESELVA (Amadori-Canaro)-1931

CALUMNIA (Hnos. García Segura) (ESPAÑA)-1961

BUENOS AIRES (M.Romero-M.Jovés)-1923

 

LADO «B»

EL DIA QUE ME QUIERAS (Lepera-Carlos Gardel)-1935

CUESTA ABAJO (Lepera-Carlos Gardel)-1934

LA MISMA CALLE (García Jiménez-E.Donato)-1930

MELODIA DE ARRABAL (Batistella-Lepera-Carlos Gardel)-1933

LLUEVE (De León-Solano) (ESPAÑA)-1961

CAFETIN DE BUENOS AIRES (Discépolo-Mores)-1948

Long-play (larga duración) «EL TANGO» edición original de HISPAVOX de España-1960-SARITA MONTIEL-«TU BURLA» tango de Raúl de los Hoyos y Carlos Manuel Marín. Lado «A» banda 3.

 

Letra

TU BURLA

Música: Raúl de los Hoyos

Letra: Carlos Manuel Marín

Por qué te burlas siempre de mi amor

Yo no merezco el pago que me das,

Si siempre en tu cariño yo he confiado

Por qué has dejado, ya de quererme.

 

Por qué te burlas siempre de mi amor

No ves que sólo vivo en un dolor,

Dolor, porque adivino que mi suerte

Sólo la muerte, podrá curar.

 

Por qué has dejado de amarme

Quién me ha robado tu amor,

Sé que al dejar de besarme

Tu boca, al traicionarme,

Me dice la razón.

 

Lo pongo a Dios por testigo

Nunca jamás te falté,

Si tu traición es castigo

Por ese amor perdido,

Te perdoné!

 

 

Carlos Manuel Marín fue  letrista, compositor. Nació en la ciudad de Buenos Aires el 8 de junio de 1918 y falleció, en esa capital de Argentina, el 2 de marzo de 1975.

 

Video-SARITA MONTIEL-EL RELICARIO-1957-FILM «EL ÚLTIMO CUPLÉ»- HOMENAJE DE RAÚL DE LOS HOYOS

«EL RELICARIO» es un pasodoble compuesto por José Padilla en 1914, con letra de Armando Oliveros y José María Castellví, redactores del diario barcelonés El Liberal. La pieza estaba dedicada a su amigo José Pérez de Rozas. Fue estrenado en el Teatro Eldorado de Barcelona en septiembre de 1914 interpretado por Mary Focela, sin obtener éxito a pesar de cantarlo todos los días durante un mes. Pero recién llego a la repercusión popular al ser interpretado por Raquel Meller en el mismo teatro en 1920. Raquel Meller interpretó El Relicario en el Trianón Palace (hoy teatro Alcázar) de Madrid, en el teatro Olympia de París y en el Hipodrome Theatre de Londres en 1920. En París la canción obtuvo tal éxito que se vendieron 110.000 ejemplares de la edición y se creó una moda con bastones, sombreros, pañuelos, guantes, etc., inspirados en «El Relicario».

 

 

Cada tango es una historia

En cada tango un pedazo de historia, un renglón de vida que los poetas y letristas componen bellamente para trenzar los renglones de tinta virtual y quedar mirándonos en este espejo musical del amor y los actos humanos. Y que no falte nunca  el abrazo tanguero.

 

rauldeloshoyos.com es un sitio web NO comercial, por lo que los materiales publicados tienen como único cometido informar sobre la obra de Raúl Joaquín de los Hoyos, conocido artísticamente como Raúl de los Hoyos, el tango, sus letristas e intérpretes, difundir el Patrimonio Cultural de Saladillo y entretener a toda persona que lee la página.

Raúl Joaquín de los Hoyos es Patrimonio Cultural de Saladillo (2018) y Ciudadano Distinguido Post Mortem (2019).

 

Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos Recientes

¡Muchas gracias por su visita!
Lo invitamos a estar pendiente de nuestras próximas publicaciones.